Arce, Denom – Freya

Ando por las calles como un zombie,
esto es verdadero como el amor de Yaya,
maté por ella y ahora mato por mí,
la pieza que me falta para ser feliz.
La pieza que me falta para ser feliz,
de tanto tropezar ya no me creo sus palabras,
tuve que sufrirlo antes de escribir,
lo aprendimos desde abajo, de nosotros qué ladras?

Escupe lo que sientes, man,
no olvides lo que importa, man,
buscando la salida sin llamar a vuestras puertas,
me han querido atar las alas,
ya aprendí a curarme a solas,
tú sonríeme a las malas,
que a las buenas menos horas,
me he cosido las heridas,
he aprendido desde crío qué,
la vida ahí fuera un lio,
más putadas que salidas,
tú conmigo no estás sola,
yo sin ti sí estoy perdido,
más jamás fumo en partido,
y lo que tengo se evapora,
medícame, me duele hasta la nuca no tenerte ma’,
miénteme, bien,
con las palabras que tus ojos gritan lo que sientes,
siempre en ambiente caliente, tráfico de gentes,
estupefacientes, con hambre impaciente,
de 100 en 100, de 20 en 20, ¿Qué?
De 100 en 100, de 20 en 20, ¿Qué?
Que no se diga que no lo intenté.

Ando por las calles como un zombie,
esto es verdadero como el amor de Yaya,
maté por ella y ahora mato por mí,
la pieza que me falta para ser feliz.
La pieza que me falta para ser feliz,
de tanto tropezar ya no me creo sus palabras,
tuve que sufrirlo antes de escribir,
lo aprendimos desde abajo, de nosotros qué ladras?

Viene mi día de mierda,
no encontraba la escoba,
voy a escribir mi vida sin ponerle una coma,
viviendo los segundos por que la vida son horas,
pensando en alto en el salón con la botella a solas.
Discutiendo con mi cabeza hablándome a voces,
me he pasado media vida con el alcohol de chófer,
por ser mal alumno, me convertí en buen profe,
qué hablas mal de mí si ni quisiera me conoces?
Quedé para cenar y acabé rompiendo los platos,
pero inmortal, amor, tengo más vidas que los gatos,
me crucé con ratas que sólo te quieren a ratos,
palabra como chachos, no necesito contratos,
con los ojos de chino y los recuerdos en algunas,
dándole vueltas a si voy a volveré a comer las uvas,
la puta vida me enfermó y no encuentro vacuna,
cuando muera diré “dejé huella desde la cuna”.

Ando por las calles como un zombie,
esto es verdadero como el amor de Yaya,
maté por ella y ahora mato por mí,
la pieza que me falta para ser feliz.
La pieza que me falta para ser feliz,
de tanto tropezar ya no me creo sus palabras,
tuve que sufrirlo antes de escribir,
lo aprendimos desde abajo, de nosotros qué ladras?

Vista / Viewed: (35) Veces / Times

Publicado en | Posted in

Los comentarios están cerrados, pero los trackbacks y pingbacks están abiertos.