Salta la banca – Destilando optimismo

Print Friendly, PDF & Email

Un tedio sigiloso a raiz de una amistad
Que tan pocas cosquillas me alcanzaba a generar.

Un tonto se conforma con un pajaro a su merced
Yo faltandole a esa norma porque siempre quiero cien.

Premio a la perseverancia: Tus dotes me adjudique.
Sectario de tu elegancia, fui feliz aquella vez.

Es que hay fuegos que no logran extinguirse.
O aquel, no pudo, al menos, y sera que yo no quise.

Me convierto en represor de mis impulsos,
Se me distorsiona el pulso
Y se hace ausente, por un rato, mi respiracion.
Son enfectos razonables por la falta
De lo que mi alma se jacta:
Ser la due?a para siempre de tu perfeccion

Una broma colectiva, y de vuelta a fantasear
con sacarte hasta el i.v.a en esta oportunidad.

La nocividad del tiempo no conseguira triunfar
Porque va a ser eterno nuestro idilio en realidad

Destilando optimismo arraigado en la seguridad
de saber que lo mismo sentis cuando me miras.

Y es que existen fuegos que no logran extinguirse.
O aquel, no pudo, al menos, y sera que yo no quise.

Me convierto en represor de mis impulsos,
Se me distorsiona el pulso
Y se hace ausente, por un rato, mi respiracion.
Son enfectos razonables por la falta
De lo que mi alma se jacta:
Ser la due?a para siempre de tu perfeccion

Video Relacionado

(Letra vista 26 veces, 1 veces hoy)